Skip to content

Argentina: crear el escenario para la intersección

08/16/2019

Argentina muestra una contundente victoria Alberto Fernández y una importante derrota para Mauricio Macri y la actual alianza en el poder.

Pero lo que también arroja este resultado electoral es duda. Duda sobre lo que inauguró o trató de inaugurar Mauricio Macri en Argentina, seguido por diversos triunfos de la derecha y centro derecha en Sudamérica.

Salvo un cambio muy grande, Alberto Fernández como presidente y Cristina Fernández como vicepresidenta, ganarán la elección presidencial de octubre.

Fernández fue jefe de gabinete tanto de Néstor Kirchner como de Cristina Fernández en sus respectivos gobiernos. En su momento también se alejó de Cristina por 10 años. Pero la apuesta de Cristina a aparecer como segunda tras Fernández fue la antesala de la derrota de Mauricio Macri.

La mayoría de las empresas encuestadores indicaban que los resultados serían estrechos, pero Alberto Fernández llegó a 47 %, con 15 puntos de ventaja sobre Macri. El actual presidente trasandino ha fracasado en sus esfuerzos por ordenar la economía argentina, principal promesa de campaña nunca cumplida y su derrota ya ha sido vista por diversos sectores políticos como una muestra que la receta neoliberal de ajuste económico ofrecida no solo por Macri, sino por gobiernos como el de Piñera (la promesa de Tiempos Mejores y el orden en la economía) no es suficiente para perdurar en el tiempo.

El académico de la Universidad de Santiago y Doctor en Estudios Americanos, Pablo Lacoste, consideró que fueron las malas decisiones, tanto en la gestión de Gobierno como en la estrategia para enfrentar los comicios, las que llevaron al actual Mandatario de Argentina a una derrota con repercusiones categóricas en las primarias de la semana pasada. “Alberto Fernández se ha transformado en virtual presidente de la República”, sostuvo.

Esto en consonancia con diversos análisis. “El domingo 11 de agosto, Mauricio Macri no perdió solo una elección: perdió el poder. Mientras tanto, Alberto Fernández conquistó un poder real, pero todavía no posee el formal”, aseguró en Revista Nueva Sociedad el periodista, editor y columnista político de La Izquierda Diario, Fernando Rosso.

Pablo Lacoste recalca el aspecto económico: “al Gobierno le ha pasado la cuenta una conjunción de decisiones que lo llevaron a tener una inflación altísima, del orden del 54% anual, con tasas de interés del 63%, aumento de la pobreza en un 10% y una devaluación muy fuerte del año pasado. En estas condiciones, evidentemente el pueblo argentino ha hecho un giro, dejando de apoyar a Macri”, sostuvo.

Argentina parece haber quedado en un limbo muy particular. Una administración en retirada con una fuerza que entra con freno de mano. El escenario donde se dé la intersección de ambos poderes es el desafío para la vecina sociedad.